Una palabra define la situación actual de Atlético Nacional y es: incertidumbre. Se rompió el proyecto glorioso, ganador y competitivo de Atlético Nacional durante los últimos años, un equipo que demostró categoría y compromiso ante los momentos más angustiosos y salió bien librado, un grupo que se sostuvo y que demostró por qué es el más grande, y al parecer este es el punto sin retorno, sitio muerto.  No hay un ejemplo para citar en toda la historia del fútbol; donde se rompa un proceso ganador con tanta torpeza como en Nacional.

 Este lamentablemente es el primero, y que esperamos sea el último.  Las directivas se enfrentan a una hinchada malhumorada  y que rechaza de manera contundente la manera tan desacertada que se ha venido manejando el equipo en las últimas semanas.  Nacional se despidió de Reinaldo Rueda, el técnico más ganador de la historia verdolaga, que le devolvió la gloria y escribió páginas doradas nuevamente en la institución, y contra los pronósticos el pasado domingo le dio la estrella 16 al Verde para ratificarlo en la cima del fútbol colombiano.

¿Qué está pasando? El cuestionado presidente de Atlético Nacional, el señor Andrés Botero ha salido en falso en los medios de comunicación a "meter en los ojos" de la hinchada al señor Lillo, que simplemente no hace falta conocer el recorrido deportivo de este técnico para llegar a una simple conclusión: ¡Que falta de respeto con Nacional y la hinchada! ¿Cómo es que ganas la estrella dieciséis y resulta que se anuncia que se va un ídolo como Rueda? Pero, y la pregunta del millón es: ¿Qué tanto tiene que ver Juan Pablo Ángel en el pésimo ambiente que se generó en el último semestre? La respuesta es: mucho.  Si bien Ángel le aportó cosas importantes a Nacional como el gol definitivo para obtener un título ante el Deportivo Independiente Medellín en 1994 o en su regreso al verde donde se retiró y pasó a ser integrante de la directiva verde en el año 2015, pero que su influencia tomó un auge en el 2017 cuando Rueda fue internado en una clínica para una cirugía y que este pasó a ser asistente técnico de Bernando Redín, que dirigía al equipo durante la ausencia de Rueda, y que a partir de ahí Ángel empezó a proponer sus propias ideas por encima de las de Rueda hablando de que: "Necesitaba Nacional un nuevo preparador físico" declaraciones que molestaron bastante a Carlos Velasco, compañero y amigo de Reinaldo Rueda.  ¡Ángel, muchas gracias por la entrega y por los goles, pero no destruya a Nacional de esa manera tan horrible! 

Y por si fuera poco, se publicaron en las últimas horas el precio de los abonos para la hinchada de Atlético Nacional y que dejan mucho que decir y que desear de como miran las directivas a la hinchada, si como un objeto y máquina barata de hacer plata o como un baluarte importante en la consecución de títulos y la adquisición de renombre a nivel nacional y continental; de la hinchada no se burlen, no jueguen con el sentimiento y la necesidad del hincha verdolaga.

#LaVozVerdolaga es un espacio creado para que los seguidores del Verde se expresen y no compromete necesariamente el pensamiento de EnlaceVerdolaga.  Todos los Hinchas están invitados a enviarnos sus escritos al correo:This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Ederfrey Torrez (This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.)